Los deberes me parecen una parte muy importante en nuestra educación, ya que si lo hacemos bien, significa que hemos entendido lo que nos han explicado. Yo estoy de acuerdo con los deberes, pero algunas veces creo que los profesores no se dan cuenta de que nosotros no tenemos tanto tiempo. Nosotros tenemos que ayudar en casa, hacer recados, estudiar, hacer los deberes… Por lo tanto, no nos queda tiempo para disfrutar, cosa que deberíamos hacer, porque al fin y al cabo, somos niños.

Algunos días me parece excesiva la cantidad de deberes que nos mandan, pero si lo hacen, es porque lo necesitamos, porque nos vendrán bien… Y así, a la hora de los exámenes sabremos cómo se hacen.

En mi opinión, hay profesores que envían una moderada cantidad de ejercicios, pero hay otros que nos mandan muchísimos y eso hay que solucionarlo.

Hablando de este tema, quería mencionar el tema de los martes. Ese día nosotros tenemos clase por la tarde, por lo tanto salimos a las 18:00 y por la mañana nos mandan deberes y, como ya debéis de imaginar, no nos da tiempo a hacerlos en la hora de la comida.

Gracias a nuestra tutora Lourdes hemos conseguido que eliminen la cantidad excesiva de ejercicios ese día y ahora ya nos queda más tiempo para hacer nuestras cosas.

En resumen, los deberes deberían enviarse en cantidades apropiadas para así tener tiempo para estudiar, hacer lo ejercicios y tener actividades extraescolares,porque no somos máquinas, también nos cansamos y nos agobiamos.